Nacionales
SANTA FÉ ELIMIRÁ LA REPITENCIA EN EL SECUNDARIO

Para los expertos eliminar la repitencia en el secundario no es una medida suficiente

Destacaron que si las reformas no se abordan de manera integral, solo se mejorarán las tasas de graduación sin considerar la calidad en los aprendizajes

La provincia de Santa Fe prevé adoptar un sistema de no repitencia en sus escuelas secundarias. Con el método de "avance continuo", anunciado por la ministra de Educación provincial, Adriana Cantero, los estudiantes podrían pasar de curso, mientras recuperan las materias desaprobadas del ciclo anterior. Frente a esta medida que podría entrar en vigor el año próximo, especialistas consultados por LA NACION coincidieron en que puede ser beneficioso para reducir el nivel de deserción escolar, aunque sostuvieron que si se aborda de manera aislada, no es suficiente para garantizar la calidad en los aprendizajes.

"La escuela secundaria requiere de una transformación profunda e integral del currículum de todo el sistema de evaluación, promoción y del modo en que los alumnos transitan la escuela secundaria. Por lo tanto, una medida aislada vinculada a la repitencia siempre va a ser una medida parcial o un parche", destacó Claudia Romero, doctora en Educación, profesora e investigadora de la Universidad Torcuato Di Tella y autora, junto a otros especialistas, del libro Claves para mejorar la escuela secundaria (Noveduc).

Romero opinó que la repitencia "tiene un contenido irracional" en tanto que "aquello que los chicos han aprendido y acreditado no tienen por qué volver a cursarlo". Sin embargo, fue muy enfática al señalar que "toda nueva forma que le demos a la organización de la escuela secundaria va a requerir de cambios en el trabajo docente y en el currículum. Eso requiere siempre más recursos, porque se requieren nuevos perfiles, tutores formados especialmente para ese trabajo y más presupuesto". Y sentenció: "Si no es así, estas medidas parecieran estar tendiendo a mejorar las tasas de graduación y, en ese sentido, es una estafa porque lo que no se están garantizando son los aprendizajes".


Gustavo Zorzoli, exrector del Colegio Nacional de Buenos Aires, coincide con Romero en que el abordaje debería ser "integral", sin adoptar "medidas cosméticas" de manera aislada. "Hay que cambiar el núcleo duro de la escuela secundaria y, en ese sentido, que todos los estudiantes tengan que recorrer la misma trayectoria es uno de los problemas centrales", argumentó y explicó que el currículo educativo "debería ser una construcción colectiva en la cual cada joven y sus docentes tengan poder de decisión, más allá de una cierta obligatoriedad, que debería dar lugar a una electividad progresiva que tenga en cuenta los intereses y capacidades del estudiante y al mismo tiempo lo haga responsable de sus elecciones".


Respecto de las posibles consecuencias de la iniciativa santafecina, Zorzoli opinó: "Probablemente aumenten los índices de promoción y bajen los de deserción, guarismos que, a menudo desvelan a los funcionarios públicos en educación, impulsándolos a tomar medidas cosméticas".

En tanto, Guillermina Tiramonti, especialista en Educación de Flacso, señaló: "Trabajos de investigación muestran que los chicos que repiten no aprenden más el año siguiente. Repetir no es una estrategia adecuada para lograr que los chicos aprendan, lo que debe hacerse es buscar una alternativa".

Aclaró que las jurisdicciones deberían "acompañar a las escuelas en la búsqueda de una metodología que permita que aquellos chicos que no lograron adquirir los conocimientos que el currículo establece, lo hagan a través de otra estrategia". Y completó: "Los alumnos tienen que aprender, no se trata de eliminar la repitencia para mejorar las estadísticas o para disminuir la deserción, se trata de buscar métodos alternativos para que los chicos aprendan".

Si bien el proyecto de reforma todavía se encuentra en discusión, la medida avanza con la idea de implementarse en el 2023 y consistirá en que los alumnos vuelvan a tomar las materias con las que tuvieron dificultades, sin necesidad de volver a cursar la currícula completa. "Volver a hacer lo que uno ya había aprobado existe solo en la secundaria. No existe más en nuestra primaria, no existe en el nivel superior. Y por lo tanto vamos hacia un modelo muy parecido a lo que van a cursar cuando terminen la escuela secundaria", explicó Cantero.

En este sentido, la iniciativa apunta a que se fortalezcan las materias en las que los alumnos experimentaron problemas a través de tutorías, asesoramiento profesional y apoyo tecnológico. No obstante, la titular provincial de la cartera educativa precisó: "Al final del recorrido hay que tener aprobado todo el contenido de la propuesta curricular".


Pruebas Aprender

En los últimos resultados de las pruebas Aprender 2021, divulgados a principios de mes, el 49,1% de los alumnos de sexto grado de establecimientos estatales santafesinos obtuvieron un resultado satisfactorio en lengua, mientras que en los colegios privados ese porcentaje subió a un 72,2%. En tanto, para los conocimientos de matemática, el 49,4% de los estudiantes de escuelas públicas obtuvo un resultado satisfactorio, mientras que en establecimientos privados ese porcentaje subió a 69,3%.

Además, el informe detalla que Santa Fe es una de las provincias en las que se evidencian mayores brechas (50,6 puntos porcentuales) entre los niveles socioeconómicos alto y bajo. "Los alumnos de estrato socioeconómico bajo tienen niveles de aprendizaje considerablemente menores que los de sus compañeros más favorecidos en todas las provincias", se precisa. (La Nación- Delfina Celichini)

Más de Nacionales
Batakis se reúne con Georgieva y funcionarios del Tesoro
25 Jul 2022 La intensa agenda de la ministra de Economía en Estados Unidos se desarrollará durante este lunes y martes e incluirá encuentros con la directora gerente del FMI, autoridades del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, del Banco Mundial e inversores.