Política
PEDIDOS DE ADELANTOS DE COPARTICIPACIÓN A MANSALVA

Grasso gastará casi $ 42 millones en consolas, sistemas de iluminación y juegos recreativos y nuevamente promete 87 viviendas

Las prioridades siguen siendo otras para el mandatario municipal. No sólo no alcanzó con las consolas y equipamientos para ornamentaciones ya comprados en estos últimos meses (y a proveedores no locales), sino que ahora destinará más de $14 millones para seguir comprando dos consolas más y sistemas de iluminación para el uso del mismo sector. A eso se le suma casi $ 28 millones para comprar juegos recreativos. Punto aparte los $630 millones para viviendas cuando aún no terminó ni entregó las que construyó cuando era titular del IDUV.

 No serían de fondos por recaudación propia, ni tampoco magia, los fondos que estaría utilizando el intendente de Río Gallegos, serían Adelantos de Coparticipación que comprometen el futuro de todos los vecinos de la ciudad. Según pudo conocer Mediática Digital, el último mes habría recibido más de $360 millones de Adelantos de Coparticipación, y ante la no publicación de los gastos e "inversiones" que realiza el municipio, la falta de carteles de obras donde deben figurar montos, empresas contratadas, y plazos de obras, las dudas son muchas más que las certezas. El silencio cómplice de los concejales de la oposición y de los organismos encargados de los controles, también llaman la atención.

Por otro lado están las necesidades urgentes de los vecinos de la ciudad. Por ejemplo, casi diariamente son cuatro o cinco los camiones de recolección que funcionan porque siete u ocho se rompen y no hay inversión en el sector. Cuando para poder brindar un servicio de recolección para una ciudad como Río Gallegos debieran funcionar al menos 25 camiones. Sumado a esto los contendores chicos dispersos por distintos lugares que en definitiva lo que forman son mini basurales que conllevan a mugre, moscas, ratas y perros sueltos. Necesidades básicas que no tienen respuestas ni parecen ser prioridades en la gestión de Pablo Grasso.

Miles de vecinos que viven en la "capital de Santa Cruz" y que no cuentan con agua, gas, luz y la mayoría de los inviernos sin ni siquiera carbón o leña que pueda facilitarle el municipio. Pero no, tampoco parecen ser la prioridad.

Veredas rotas, cientos de baches, cordones destruidos y sigue la lista. Sendas peatonales que pintan, como la de Kirchner y San Martín, y en 48 horas ya estaban despintadas y así quedaron. Tampoco parecen ser prioridad de gestión Grasso.

Las últimas licitaciones que el mismo intendente publicó en sus redes sociales tienen que ver con consolas digitales, elementos de iluminación y audio y juegos recreativos:


Y no sólo que las prioridades son distintas a las necesidades urgentes de los vecinos de la ciudad, sino que también el intendente parece haberse olvidado de su paso por el IDUV, en donde gestionó y prometió viviendas que nunca entregó y que quedaron a medio terminar porque les faltan las conexiones a los servicios básicos y las construyeron antes de hacer las conexiones necesarias, mientras cientos de vecinos siguen esperando ilusionados sus viviendas. Ahí quedaron, abandonadas, deconstruyéndose por la mala construcción, la calidad de materiales y la falta de habitabilidad. Pero, parece no importar, ahí están abandonadas. Ahora, como intendente se suma al Plan Nacional "Casa Propia- Construir Futuro" nuevamente con la promesa de 87 viviendas, sin haber terminado ni cumplido con las anteriores.

Otra licitación:

Más de Política